Trump Y ICE Quieren ARRUINAR La Vida De Un Niño Parapléjico Y DEPORTAR A Su Cuidador

Como si el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los EE.UU. no hubiera sido lo suficientemente cruel desde que Donald Trump se convirtió en presidente, una de sus últimas acciones demuestra que ellos han abandonado la decencia humana por completo. El viernes, anunciaron que procederán con la deportación de un hombre de Ohio que es el único proveedor y cuidador médico capacitado para un niño parapléjico de 6 años.

Yancarlos Méndez, de 27 años, ha vivido con el niño, Ricky Solís, y la madre de Ricky, Sandra Mendoza, desde 2014. Es el único padre que Ricky ha conocido. Su padre biológico abusó físicamente y emocionalmente de Mendoza, y ya no es parte de su vida.

Pero Méndez fue una gracia salvadora para la madre y el hijo. Cuando se enteró de la decisión de ICE, Mendoza dijo: “No puedo creer esto. ¿Por qué está pasando esto?”

ICE dijo que Méndez “ingresó legalmente a los Estados Unidos bajo el Programa de Exención de Visa (VWP) antes de violar los términos del programa al quedarse más de dos años en su visita. Los participantes de VWP renuncian a sus derechos a una audiencia ante un juez de inmigración y están sujetos a detención antes de su expulsión.”

“ICE ha revisado cuidadosamente su caso y ha determinado que no era elegible para ninguna ayuda de la agencia, y como tal continuará con su repatriación a su país de origen”.

Luego de un accidente automovilístico en febrero, Ricky quedó paralizado de cintura para abajo y sufrió otras lesiones graves. Después del accidente, Méndez y Mendoza recibieron capacitación médica, incluido un período supervisado de 24 horas, antes de que Ricky pudiera ser dado de alta del Hospital de Niños de Cincinnati.

Antes de que ICE tomara una decisión, Nazly Mamedova, el abogado de inmigración de Méndez, solicitó una suspensión de la deportación por un año con el argumento de que la familia sufriría severamente si Méndez fuera deportado.

“Esto es tan desalentador”, dijo Mendoza sobre la decisión de ICE.

Mientras tanto, Ricky necesita otra cirugía. Mendoza lo llevó al Hospital de Niños el viernes para una cita médica porque Ricky todavía sufre de sangrado interno continuo.

“No está sanando lo suficientemente rápido”, dijo Mamedova.

Para cuidar a su hijo, Mendoza tuvo que renunciar a su trabajo, convirtiendo a Méndez en el único proveedor. Ahora que su prometido está siendo deportado, ya no podrá pagar la renta.

Y si CHIP y Medicaid no reciben fondos, es posible que Ricky no obtenga la cirugía que necesita para sobrevivir.

Ayúdenos a COMPARTIR este artículo en todas partes y dale “LIKE” a nuestra página de Facebook. Mantente informado al instante y ÚNETE a nuestro grupo de Facebook también.

 

Pon Tu Comentario Aquí

comments

SHARE