El Jefe De Policía De Texas DESAFÍA A TRUMP, Libera A Las Víctimas Inmigrantes Y Rechaza A ICE

En un acto de desafío a la agenda de inmigración del presidente Donald Trump, el jefe de policía de Texas liberó a una docena de inmigrantes indocumentados que estaban en un camión bajo custodia del gobierno y los entregó a organizaciones locales de derechos de inmigrantes en vez de entregarlos a ICE hasta que sus casos sean revisados y procesados.

A fines de julio, la ciudad de San Antonio, Texas, tuvo la tragedia de contrabando de personas más letal en más de una década. La tragedia causó que el jefe de policía William McManus haga algo inusual esta vez: él optó por retener el control local sobre una investigación similar, en lugar de entregar el caso a Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Según el San Antonio Express News y los comentarios que McManus hizo a los periodistas, la historia comenzó el 23 de diciembre, cuando un oficial de SAPD respondió a una llamada sobre un vehículo sospechoso estacionado con la puerta abierta.

“Un hombre que se identificó a sí mismo como el dueño del camión estaba dando vueltas alrededor del vehículo”, informó el oficial que respondió. “Dentro del vehículo, a ambos lados, había una docena de personas, 10 hombres y dos mujeres. Cuando el oficial le preguntó a uno de los hombres de dónde era, el hombre respondió: ‘Guatemala’”.

Cuando McManus llegó, los 12 individuos, sospechosos de ser inmigrantes indocumentados, estaban sentados en la acera. Según las investigaciones anteriores, agentes especiales de Seguridad Nacional de ICE ya habían sido notificados. McManus dijo que estuvo ahí “probablemente durante una hora y media” antes de hacer una decisión poco común: Decidió que su departamento manejaría el caso por sí solo, tratándolo como una investigación de contrabando a nivel estatal.

El conductor, Herbert Alan Nichols, fue arrestado. Al ser interrogado, el hombre de 58 años admitió haber recogido a los inmigrantes en un depósito en la ciudad de Laredo. Bajo el cargo de contrabando del estado, podría servir hasta 20 años en prisión. Después de las entrevistas con los detectives, los hombres y las mujeres en el camión, fueron liberados a las organizaciones locales que trabajan en asuntos de inmigración. McManus dijo a la prensa que sus oficiales no tenían la jurisdicción para retener a los individuos y hacer cumplir las leyes de inmigración contra ellos.

Los oficiales veteranos de la ley dicen que es prácticamente inaudito ver que el Departamento de Policía de San Antonio rechaze la asistencia de ICE en una investigación de contrabando.

La descripción cuidadosa del jefe de policía de San Antonio de su decisión probablemente está relacionada con el estado de la política de inmigración aplicada en Texas, que, a su vez, refleja los debates que giran en torno a las políticas de inmigración en todo el país.

En todo el país, y especialmente en Texas, los jefes de policía en las ciudades más grandes están frustrados por los esfuerzos de la administración de Trump, argumentando que sus oficiales no están entrenados para hacer cumplir la ley federal y que arruinan las relaciones importantes entre la policía local y las comunidades de inmigrantes.

Como lo señala The Intercept, estos argumentos no han impedido que los altos funcionarios de la administración de Trump argumenten que debería haber consecuencias para los funcionarios públicos que no participan en la campaña de inmigración del gobierno federal. De hecho, el director interino de ICE Thomas Homan pidió el encarcelamiento de los legisladores municipales que no cooperan con las autoridades federales de inmigración.

A pesar de la dura directiva de la administración de Trump, McManus es firme en su “enfoque humano”.

Ayúdenos a COMPARTIR este artículo en todas partes y dale “LIKE” a nuestra página de Facebook. Mantente informado al instante y ÚNETE a nuestro grupo de Facebook también.

 

Pon Tu Comentario Aquí

comments