Trump y Mike Pence atrapados rompiendo el protocolo en el servicio funerario de Bush

Donald Trump y Mike Pence fueron atrapados rompiendo el protocolo básico cuando la nación se despidió del ex presidente George H.W. Bush el miércoles con su servicio funerario estatal en la Catedral Nacional de Washington.

Es importante tener en cuenta que Bush es un veterano que se alistó en la Armada de los EE.UU. a los 18 años, el 12 de junio de 1942. El protocolo cuando se asiste a un funeral para un veterano es que los no veteranos, como Trump y Pence, se supone que deben poner sus manos sobre sus corazones en presencia del ataúd del difunto.

Trump y Pence, como se demostrará en la evidencia a continuación, rompieron el protocolo en el funeral al no poner sus manos sobre sus corazones en puntos cruciales durante el servicio, cuando estaban en presencia del ataúd de Bush.

“Si el ex presidente Obama no hubiera mostrado el debido respeto cuando pasó el ataúd del ex presidente George H.W. Bush, todos los fanáticos de Trump lo hubieran atacado. ¡Pero no ves un sólo tweet que aborde esto!”

En varias capturas de pantalla de múltiples fuentes, los dos eran claramente las únicas personas que no tenían sus manos en sus corazones. Estas fotos no se ven bien para Pence o Trump.

El fotógrafo del Washington Post, Matt McClain, también captó lo mismo con su cámara. Es posible que Trump y Pence hayan cubierto sus corazones en algún momento, pero definitivamente no lo estaban haciendo cuando el ataúd estaba cerca de ellos, después de que el ataúd los pasara y cuando lo llevaron al altar, todo mientras los Obamas y los Clinton claramente estaban cubriendo sus corazones. Es un poco sorprendente que Mike Pence haya hecho esto porque su padre sirvió en el ejército.

¿Sabes lo que Trump hizo con sus manos mientras el ataúd subía los escalones de la catedral? Usó su mano izquierda para ajustar su chaqueta. Puede verlo en la captura de pantalla y en el video de abajo a los 54 segundos. A los 54 segundos, se puede ver claramente a Trump ajustándose la chaqueta y posiblemente su corbata, en lugar de poner su mano derecha sobre su corazón.

Para alguien que dejó en claro que estaba “ansioso” por asistir al funeral del ex presidente George H.W. Bush, a Trump no le importó el protocolo.

Pon Tu Comentario Aquí

comments