Maxine Waters destruye de manera perfecta la defensa de Trump por parte de los republicanos

El martes, durante una audiencia en el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes con el Secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, el congresista Sean Duffy (Republicano – Wisconsin) hizo todo lo posible por denunciar los esfuerzos de los demócratas de la Cámara de Representantes para obtener las declaraciones de impuestos del Presidente Donald Trump, y defendió tanto a Donald Trump que la presidenta Maxine Waters (Demócrata – California) se vio obligada a reprenderlo.

Duffy dijo que él personalmente creía que Trump debía divulgar sus impuestos, pero “para recorrer un camino político en el que usaremos al presidente de la Comisión de Medios y Arbitrios, y el poder otorgado al presidente de la Comisión, con fines políticos, para obtener los impuestos de nuestros oponentes políticos – sabemos que cuando se toma una acción, muchas veces no se detiene.”

“No sé si alguien en esta sala quiere que se publiquen sus impuestos,” dijo Duffy. “No sé si Hillary y Bill quieren que los publiquen, no sé si Obama quiere que los publiquen”.

Luego, Duffy dijo que “por supuesto que habría una preocupación”, si el ex presidente de la Comisión de Medios y Arbitrios, Kevin Brady (Republicano – Texas), habría solicitado las declaraciones de impuestos de los demócratas, lo que hizo que Waters lo interrumpiera y notara que estaba fuera de tiempo.

En este punto, el congresista Gregory Meeks (Demócrata – Nueva York) intervino airadamente, recordándole a Duffy que “Barack Obama sí reveló sus declaraciones de impuestos. De hecho, todos los presidentes de los Estados Unidos desde Nixon publicaron sus declaraciones de impuestos.”

Meeks luego les recordó a todos que Trump prometió publicar sus declaraciones de impuestos él mismo, contradiciendo la reciente proclamación del Jefe de Gabinete de la Casa Blanca Mick Mulvaney de que el Congreso “nunca” los verá. “Eso significa que ha mentido al pueblo estadounidense. Espero, señor secretario, usted no sea un mentiroso, y otras personas en la administración no sean mentirosas, y que cuando testifica, testifica la verdad y no engaña a las personas.”

“Cuestión de orden,” interrumpió Duffy. “Si el caballero está llamando mentiroso al presidente…”

“El tiempo pertenece al caballero de Nueva York,” intervino Waters. “No lo interrumpas. No hay cuestión de orden, ¿cuál es tu cuestión de orden?”

“El presidente es una personalidad cubierta, y creo que el caballero estaba llamando mentiroso al presidente,” dijo Duffy.

“No se reconoce eso como una cuestión de orden,” dijo Waters.

Pon Tu Comentario Aquí

comments