La financiación colaborativa para construir el muro de Trump ha sido desenmascarada como una estafa

En un desarrollo que no debería sorprender a nadie, el estafador que ha recolectado fondos para construir el muro de Trump parece no haber hecho absolutamente nada con los $20 millones que ha recaudado hasta ahora.

El Daily Beast Informa que algunas personas que donaron a Brian Kolfage, un personaje sombrío con un historial de creación de noticias falsas, están enojados por la falta de progreso en el muro. Ellos están atacando a la organización sin fines de lucro de Kolfage, We Build the Wall, con las demandas de que Kolfage les diga exactamente lo que está haciendo con su dinero.

En diciembre de 2018, Kolfage recaudó millones en solo unas pocas semanas, en parte gracias a personas como el senador Marco Rubio (Republicano – Florida), quien prometió comprar terrenos privados en la frontera y construir parte del muro de Trump «por una fracción de lo que le cuesta al gobierno.”
Sin embargo, después de la ola inicial de recaudación de fondos, las cosas se pusieron un poco vagas. Las fechas de inicio esperadas de Kolfage para la construcción parecen cambiar diariamente. En enero, él dijo que estarían abriendo camino «en unas semanas». En febrero de 2019, dijo que sus «expertos» le dijeron que estaría «comenzando antes del 1 de mayo, a más tardar el 1 de junio.” En marzo, él dijo que estarían abriendo camino en abril. Ahora Kolfage ha cambiado a decir que su parte del muro ya está en construcción.

Teóricamente, We Build the Wall se construyó en Arizona, al menos ahí es donde han estado explorando terrenos privados que podrían comprar. Sin embargo, el gobierno federal es propietario de la mayor parte de las tierras fronterizas de Arizona, y los propietarios privados dicen que el grupo de Kolfage no se ha comunicado con ellos.

La gente tiene razón al sospechar de Kolfage. Buzzfeed descubrió que Kolfage tuvo algunos esfuerzos previos de recaudación de fondos en los que de alguna manera ninguno de los fondos llegó a los destinatarios previstos.

Desde que se publicó la historia del Daily Beast, Kolfage se ha estado jactando de que su aún inexistente muro tendrá «cámaras en vivo». Él también explicó que tiene que mantener el lugar donde se está construyendo en secreto porque «los grupos liberales quieren atacar nuestros sitios de construcción.” Por supuesto, él también está usando la mala publicidad como una oportunidad para recaudar fondos e insistiendo en que, como resultado, ha podido aumentar su presupuesto.

La idea de que el dinero privado podría financiar una parte sustancial del muro siempre fue una propuesta absurda, y parece que incluso los partidarios del muro ahora lo están descubriendo.

Pon Tu Comentario Aquí

comments