El presidente Donald Trump también quiere que China investigue a la demócrata Elizabeth Warren

El jueves, Trump dijo descaradamente a los periodistas que “China debería comenzar una investigación sobre los Biden porque lo que sucedió en China es casi tan malo como lo que sucedió con Ucrania.”

Luego, CNN informó que Trump ya había hablado con el presidente chino, Xi Jinping, hace meses, sobre Biden y su compañera candidata a 2020, la senadora Elizabeth Warren (Demócrata – Massachusetts)

El 18 de junio de este año, Trump tuvo una llamada telefónica con Xi y discutió las perspectivas políticas de Warren y Biden. Esto fue cuando Warren comenzó a ganar terreno en las encuestas nacionales.

No hay muchos más detalles sobre la llamada de Trump con Xi, tal vez porque la Casa Blanca trasladó el registro de la llamada al mismo sistema altamente clasificado al que trasladó la llamada de Ucrania, después de que los funcionarios se alarmaron por el contenido de esa llamada.

No contento con pedirle a los gobiernos extranjeros que interfieran en las elecciones de Estados Unidos nuevamente, Trump también se tomó su tiempo durante la llamada telefónica del 18 de junio para traicionar a Hong Kong.

Según CNN, Trump le dijo a Xi que se mantendría callado sobre las protestas de Hong Kong mientras se mantenían conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

Desde entonces, Warren ha pedido a Trump que publique la transcripción de la llamada del 18 de junio diciendo que “es indignante que cualquier presidente venda a la gente de Hong Kong a puerta cerrada.”

Mientras tanto, los funcionarios de Trump continúan fingiendo que las acciones de Trump son diplomacia normal. La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, emitió una declaración en la que dijo que “los líderes mundiales deben poder hablar libremente en sus conversaciones con el Presidente, ese es un componente clave para una diplomacia efectiva.”

Grisham también afirmó que las conversaciones de Trump con los líderes mundiales “siempre son apropiadas.”

El comentario recuerda la famosa declaración del presidente Richard Nixon a David Frost en una entrevista en 1977 después de haber dejado el cargo: “Bueno, cuando el presidente lo hace, eso significa que no es ilegal.”

Comments

comments