La campaña de Trump cambia las reglas para garantizar que Donald Trump no se avergüence

Funcionarios de la campaña de Trump enfatizaron ante los periodistas el lunes que los intentos de alterar las reglas de las primarias republicanas de 2020 para garantizar que Trump no se enfrente a ninguna oposición deben verse como una muestra de fortaleza, y ciertamente no debilidad, según varios medios.

Durante meses, los republicanos en varios estados han cambiado las reglas de las primarias, o cancelado por completo el concurso de nominaciones, para aislar a Trump de cualquier posible desafío. Carolina del Sur y Nevada se encuentran entre los estados que quieren cancelar las primarias, mientras que estados como Michigan y Massachusetts cambiaron sus reglas para dificultar que cualquier otro republicano gane delegados en la convención republicana de 2020.

En general, 37 estados cambiaron las reglas de su proceso de nominación para asegurarse de que Trump ganará a todos o casi todos los delegados.

“Esto no se hace desde una posición de debilidad,” insistieron los funcionarios de campaña, que se negaron a ser identificados. “Los cambios en las reglas reflejan la fuerza de esta posición.”

Por ejemplo, Michigan aumentó el porcentaje de votos que un candidato debe recibir para ganar delegados del 15% al ​​20%. Además, todos los delegados estatales serán otorgados a un candidato si él o ella recibe más del 50% de los votos.

Tres republicanos de alto perfil han lanzado campañas para desafiar a Trump por la nominación: el ex gobernador de Carolina del Sur Mark Sanford, el ex gobernador de Massachusetts Bill Weld y el ex congresista de Illinois Joe Walsh.

Los funcionarios de la campaña de Trump desestimaron la candidatura de cada uno de estos hombres y dijeron: “No les damos ninguna importancia a los hombres que intentan correr en la primaria,” al mismo tiempo que cambian las reglas en casi todos los estados para garantizar que Trump gane y no se avergüence el próximo año en Charlotte, Carolina del Norte, por los delegados que votan por otro candidato.

El intento de proteger a Trump de cualquier disidencia dentro del partido puede llegar a un obstáculo, ya que el ex congresista Bob Inglis, un republicano de Carolina del Sur, presentó una demanda contra el Partido Republicano del estado por cancelar las elecciones primarias.

La demanda fue presentada porque “la cancelación de las elecciones primarias por un pequeño puñado de informantes del partido me negó, y a todos los demás republicanos de Carolina del Sur, nuestra voz para definir qué es el Partido Republicano y a quién apoya,” dijo Inglis en un comunicado.

En lugar de escuchar la voluntad de los votantes republicanos, los funcionarios de la campaña de Trump están más preocupados por “garantizar un resultado predeterminado en la convención,” dijeron funcionarios a los periodistas. El objetivo final es “un anuncio de cuatro días para el presidente y no un debate interno entre activistas.”

Comments

comments