Los intentos de obstrucción de Trump fracasan; sus asistentes se alinean para testificar en investigación

La intención de Donald Trump de obstruir a los investigadores del Congreso está fallando espectacularmente, ya que uno por uno, tanto los asistentes actuales como los anteriores, acuerdan testificar en la investigación de juicio político de la Cámara de Representantes.

Cada testigo ha respaldado la denuncia inicial del informante sobre el deseo corrupto de Trump de obligar al gobierno ucraniano a investigar a su potencial rival demócrata de 2020, Joe Biden. Y han proporcionado contexto y otros detalles que son perjudiciales para Trump, incluido que Trump, junto con su abogado personal Rudy Giuliani, intentaban presionar a Ucrania para que investigara a Biden y dejaban de lado a los empleados que intentaban impedir ese esfuerzo corrupto.

El jueves trajo noticias aún peores para Trump, ya que Gordon Sondland, un importante donante de Trump convertido en embajador en la Unión Europea, planea testificar ante los investigadores de la Cámara de Representantes que Trump estaba exigiendo a los funcionarios ucranianos que abrieran una investigación sobre Biden si quería que Trump se reuniera con ellos.

“Sabía que una aceptación pública de las reformas anticorrupción por parte de Ucrania era una de las condiciones previas para asegurar una reunión de la Casa Blanca con el presidente Zelenskiy,” dijo Sondland a los investigadores en declaraciones preparadas.

El testimonio de Sondland brinda a los investigadores del Congreso evidencia de un claro quid pro quo (intercambio de favores), la “línea roja” que algunos republicanos del Congreso usaron para justificar no destituir a Trump.

Por supuesto, muchos republicanos han cambiado de opinión en los últimos días para atacar el proceso de juicio político en lugar de los detalles. Otros, como el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, han mentido descaradamente sobre los hechos mientras intentan proteger a Trump.

Además de Sondland, otros asesores actuales y anteriores también han testificado que había muchas personas en la Casa Blanca y otras agencias del gabinete que estaban profundamente perturbadas por el comportamiento de Trump y llegaron al extremo de acudir a abogados de la Casa Blanca para informar la conducta.

El ex asesor de seguridad nacional John Bolton, quien recientemente renunció a la administración, llamó al esfuerzo por obligar a Ucrania a investigar a Biden como un “acuerdo de drogas.”

En última instancia, parece que los republicanos están preocupados por el hecho de que Trump será destituido.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, se está preparando para celebrar un juicio político en el Senado, aunque aún es poco probable que los republicanos voten para destituir a Trump.

Comments

comments