Barr dice que no comenzará una investigación sobre Obama o Biden a pesar de los berrinches de Trump

El fiscal general William Barr dijo el lunes que no espera que se comience una investigación criminal del ex presidente Obama o del ex vicepresidente Joe Biden de la investigación realizada por el fiscal estadounidense John Durham.

“Según la información que tengo hoy, no espero que el trabajo del Sr. Durham conduzca a una investigación criminal de ninguno de los dos,” dijo Barr a periodistas en el Departamento de Justicia. “Nuestra preocupación por la criminalidad potencial se centra en los demás.”

A Barr se le preguntó sobre los comentarios recientes del presidente Trump que alentaron las investigaciones sobre Obama y otros funcionarios de la administración anterior durante una conferencia de prensa sobre el tiroteo en la Estación Aérea Naval de Pensacola en diciembre. El presidente sugirió que los funcionarios de la administración de Obama estuvieron involucrados en actos delictivos relacionados con la investigación del FBI sobre la interferencia rusa, una investigación que lo persiguió durante sus primeros dos años en el cargo.

Barr respondió que no abordaría los comentarios de Trump específicamente, pero denunció “los intentos cada vez mayores de utilizar el sistema de justicia penal como arma política.”

Barr ha recurrido a Durham, el fiscal de los EE.UU. en Connecticut, para supervisar una investigación sobre la toma de decisiones del FBI en la investigación, que incluye posibles actos delictivos. El fiscal general ha criticado profundamente el manejo por parte de la oficina de la investigación de los contactos entre Rusia y la campaña de Trump, y renovó esa crítica el lunes.

“Lo que le sucedió al presidente en las elecciones de 2016 y durante los primeros dos años de su administración fue aborrecible,” dijo Barr. “Fue una grave injusticia y no tuvo precedentes en la historia de Estados Unidos.”

“La aplicación de la ley y el aparato de inteligencia de este país estuvieron involucrados en el avance de una narrativa de colusión rusa falsa y completamente infundada contra el presidente,” agregó Barr.

Barr dijo que Durham estaba evaluando si las leyes penales estaban violadas, pero insistió en que “esto no puede ser y no será un ejercicio de ojo por ojo.”

“No vamos a bajar los estándares solo para lograr un resultado,” dijo Barr, antes de agregar que no esperaba investigaciones criminales sobre Obama o Biden.

Los comentarios de Barr pueden ser recibidos con desaprobación por el presidente y sus aliados conservadores.

Durante las últimas semanas, Trump sugirió que Obama estuvo personalmente involucrado en un complot para atacar su campaña con fines políticos utilizando la investigación de Rusia, promoviendo el apodo de “Obamagate.”

Trump ha lanzado ataques contra Obama en Twitter, sugiriendo que su predecesor estuvo involucrado en “el mayor crimen político en la historia de Estados Unidos” y exigiendo que sea llamado a testificar ante el Congeso.

El presidente declinó nombrar el crimen que cree que Obama cometió en un intercambio con periodistas la semana pasada, aunque insistió en que “el crimen es muy obvio para todos.”

No hay evidencia de que Obama o Biden hayan estado involucrados en actos delictivos en relación con la investigación de Rusia, y Durham aún no ha acusado a nadie en relación con la investigación. Aún así, Trump y sus aliados conservadores han señalado nuevos detalles publicados en relación con el caso contra el ex asesor de seguridad nacional Michael Flynn para alegar irregularidades por parte de la administración anterior, incluido Biden, el presunto candidato presidencial demócrata de 2020.

Comments

comments