Trump se queja de que hay muchas pruebas de COVID: “Con menos pruebas, habrían menos casos”

El presidente Trump afirmó el martes que Estados Unidos registraría menos casos del nuevo coronavirus con menos pruebas después de crear una controversia al decir durante el fin de semana que pidió a sus ayudantes que frenen las pruebas.

“Los casos están aumentando en los EE.UU. porque estamos haciendo pruebas mucho más que cualquier otro país y estamos en expansión. ¡Con menos pruebas mostraríamos menos casos!” tuiteó Trump el martes por la mañana.

Trump ha sido criticado por decir en un mitin de campaña en Tulsa, Oklahoma, el sábado que las pruebas fueron una “espada de doble filo” y que le dijo a su personal que “frenen las pruebas, por favor”. La Casa Blanca ha dicho que el comentario fue una broma.

“Fue un comentario que hizo en broma,” dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, a periodistas el lunes. “Es un comentario que hizo de pasada, específicamente con respecto a la cobertura de los medios y señala el hecho de que los medios nunca reconocen que tenemos más casos porque cuando más personas se hacen pruebas, encuentras más casos.”

Trump negó haberle dicho a su administración que redujera las pruebas en una entrevista el lunes con CBN News, pero dijo que creía que las pruebas generalizadas pusieron a Estados Unidos en una “desventaja”. Trump dijo que su comentario en el mitin fue “semi-irónico”.

“En lugar de 25 millones de pruebas, digamos que hicimos 10 millones de pruebas. Parece que lo estamos haciendo mucho mejor porque tendríamos muchos menos casos. Lo entiendes,” dijo Trump. “No haría eso, pero diré esto: hacemos mucho más que otros países que, en cierto modo, nos hace quedar mal, pero en realidad estamos haciendo lo correcto.”

Estados Unidos actualmente lidera el mundo en casos de coronavirus con más de 2.3 millones de pruebas positivas. Más de 120,000 estadounidenses han muerto por COVID-19.

Las observaciones de Trump sobre las pruebas se producen cuando varios estados están experimentando picos en los casos después de relajar las restricciones destinadas a frenar la propagación del virus para que las empresas puedan reabrir. Los casos comenzaron a aumentar a nivel nacional durante el fin de semana, con estados como Arizona, Texas y Florida experimentando fuertes aumentos en los casos.

La Casa Blanca ha tratado de minimizar las preocupaciones sobre los nuevos picos, atribuyéndolos en parte a una expansión de las pruebas, aunque los expertos en salud dicen que los aumentos en los casos no pueden explicarse solo con el aumento de las pruebas.

Comments

comments