El mitin de Trump provocó que decenas de agentes del Servicio Secreto fueran puestos bajo cuarentena

Se ha pedido a decenas de agentes del Servicio Secreto que se pongan en cuarentena como medida de seguridad después del mitin del presidente Trump en Tulsa, Oklahoma, la semana pasada, según múltiples informes.

Antes del evento, la campaña del presidente confirmó que seis miembros de su equipo de avanzada dieron positivo por COVID-19 después de viajar a Tulsa. Otros dos empleados dieron positivo después del evento.

Dos de los seis empleados iniciales incluían dos empleados del Servicio Secreto, según el Washington Post.

Una fuente le dijo a CNN que los agentes de Dallas y Houston que trabajaron en el mitin fueron advertidos de antemano de que tendrían que ponerse en cuarentena después de regresar a casa.

La oficina de campo del Servicio Secreto en Tulsa organizó una sesión de prueba en un hospital para determinar si los agentes del área y algunos funcionarios locales estaban infectados con COVID-19, informó el Washington Post.

“El Servicio Secreto de los EE.UU. sigue preparado y con personal para cumplir con todos los deberes según sea necesario. Cualquier implicación de que la agencia no esté preparada o sea incapaz de ejecutar nuestra misión sería inexacta,” dijo la Directora de Comunicaciones del Servicio Secreto de los EE.UU., Catherine Milhoan.

“Para proteger la privacidad de la información de salud de nuestros empleados y para la seguridad operativa, el Servicio Secreto no publica cuántos de sus empleados han dado positivo por COVID-19, ni cuántos de sus empleados estuvieron, o están actualmente, en cuarentena,” continuó Milhoan.

La mayoría de los asistentes al mitin del sábado optaron por no usar mascarillas, y no se aplicaron medidas de distanciamiento social. Los asistentes recibieron controles de temperatura y desinfectante de manos antes de ingresar al Centro BOK, donde tuvo lugar el mitin.

La semana pasada, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, desestimó las preocupaciones de salud antes del mitin y dijo que los asistentes asumirían un “riesgo personal”.

El mitin atrajo a menos de 6.200 personas, según el Departamento de Bomberos de Tulsa.

Comments

comments