Asesor de Trump presiona para que Trump abandone a Pence para rescatar su campaña de reelección

Durante el fin de semana del 4 de julio, Donald Trump pronunció un discurso frente al Monte Rushmore en Dakota del Sur. A pesar de la pandemia de COVID-19, no hubo pautas de distanciamiento social ni requisitos de mascarillas para los asistentes al mitin.

Al lado de Trump durante el evento estuvo la gobernadora de Dakota del Sur, Krisiti Noem, quien asumió el cargo en enero de 2019. Según el New York Times, Noem aprovechó su tiempo con Trump e hizo todo lo posible para demostrar que ella puede ser vicepresidenta. Después de que se difundieron los rumores en la administración de que la gobernadora estaba presionando para asumir el cargo de vicepresidente de Mike Pence, se reunió con Pence para suavizar las cosas.

El New York Times informa: “En privado, los esfuerzos por encantar al Sr. Trump fueron más precisos, según una persona familiarizada con el asunto: la Sra. Noem lo recibió con una réplica de cuatro pies del Monte Rushmore que incluía una quinta imagen presidencial: la de Trump.”

Jonathan Martin y Maggie Haberman escriben: “Había circulado la voz a través de la administración de Trump de que ella se estaba congraciando con el presidente, alimentando las sospechas de que podría haber habido una discusión sobre ella sirviendo como su compañera de fórmula en noviembre. La Sra. Noem le aseguró al Sr. Pence que quería ayudar con el boleto como pudiera, según un oficial presente.”

Aunque Noem negó interés, algunos en la Casa Blanca creen que hay algo detrás de la idea. El informe continúa: “Un alto asesor de Trump se ha lamentado recientemente ante otros de que Trump podría haber impulsado su campaña de reelección si hubiera reemplazado a Pence con una mujer, según personas familiarizadas con las conversaciones.”

Facebook Comments